15 junio, 2007

Mariano Coronas, maestro


Mariano Coronas es maestro, de los mejores creo yo, y digo esto sin conocerlo personalmente, pero seguro que no me equivoco. Entre otras cosas porque cree en lo que hace y vive la escuela intensamente desde la reflexión, la actividad y la creatividad.

Nos intercambiamos, de vez en cuando, correos electrónicos, cartas, experiencias en la escuela, libros, materiales didácticos, pero sobre todo sinceros y buenos deseos. Los últimas publicaciones que me ha enviado son de la Biblioteca escolar del colegio Miguel Servet de Fraga (Huesca) donde trabaja y disfruta junto a sus alumnos/as. El cuaderno lleva por título "Vivir, sentir, convivir. Álbum de cromos y citas literarias", editado por el Seminario de Biblioteca y literatura infantil de su colegio. Es una delicia, una defensa hermosísima de los valores humanos, del respeto a las diferencias, y todo ello a través de los libros y de la biblioteca. Son páginas y actividades pensadas y sentidas por quienes aman y gozan de la lectura y saben transmitírselo a los niños y niñas. Todo un ejemplo.

Tiene en internet un blog, para mí impresionante, lleva por nombre Gurrión, con sus experiencias cotidianas a modo de diario de abordo. A veces habla de su querida y añorada tierra de Labuerda, otras (las más) de la escuela, su escuela, sus alumnos a los que adora y le adoran. Todos los días cuando el sol se pone y el silencio lo inunda todo me gusta visitarle en el blog, escuchar los latidos de una comunidad escolar, de un maestro ilusionado que sigue creyendo en lo que hace, en la poesía, en la bibliotecas escolares, en la magia de la lectura, en el misterio de la escritura, en los valores humanos y en tantas cosas que siguen mereciendo la pena.

Por tu trabajo, por vuestro trabajo, y por lograr que siga viva la esperanza en otra escuela posible, amigo Mariano, amigos del colegio Miguel Servet, gracias y un fuerte abrazo.

2 comentarios:

Mariano dijo...

Pedro, cualquiera que lea tu texto pensará que "vamos a medias". Gracias por las cosas que dices. En algunas cosas tienes razón; otras, igual son excesivas. No importa, como dices nuestro conocimiento se ha forjado a través del intercambio epistolar. No está nada mal esa fórmula. En mi caso, ha ocurrido muchas veces y con muchas personas; luego, el azar, el destino siempre nos ha regalado un momento para conocernos en carne mortal y confirmar nuestras espectativas. Seguro que, un día de estos, tendremos la oportunidad de darnos un abrazo. Hasta entonces, gracias de nuevo por lo que has escrito y por lo que me has enviado también; y gracias por tus versos y rimas que han ensanchado nuestras contraseñas poéticas de cada día. Un abrazo fraternal y cariñoso.

Rufica dijo...

Hola Pedro: casi seis años después de tu comentario acerca de Mariano Coronas, podrías volver a escribirlo pues sigue vigente o, mejor dicho, con más fuerza todavía, pues la actividad y vocación de Mariano en lo que hace es incombustible. Gracias por este blog tuyo tan majo. Muchos saludos, Victoria Trigo

Publicar un comentario en la entrada

 
;