28 febrero, 2010

Reseña de EL GRAN ZOO

Nicolás Guillén / Ils. Arnal Ballester
Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2009
A partir de 12 años
Una nueva entrega y un nuevo acierto de esta joven editorial que está sorprendiendo por la exquisita edición y calidad de sus propuestas con libros elegantes y cuidados, con textos e ilustraciones de una gran altura en los que la poesía cuenta con su espacio. A los ya publicados, como Santiago de García Lorca ilustrado magníficamente por Javier Zabala, se une El Gran Zoo con las ilustraciones sorprendentes de Arnal Ballester y con los versos del poeta Nicolás Guillén (Camagüey, Cuba, 1902 – La Habana, 1989).
El libro de Guillén se publica por primera vez en Cuba en 1967, en España dos años más tarde en la colección El Bardo con algunas mutilaciones de la censura en versos y poemas. Presenta un zoo con animales, elementos de la naturaleza y objetos, inspirado en los bestiarios medievales que se levanta con la fuerza y las garras del lenguaje, canta a la imaginación y a los sueños del hombre y retrata con humor y sarcasmo los vicios y defectos de la sociedad, las palabras vacías, el culto al dinero, la carrera armamentística o lacras sociales como el racismo o la intolerancia. La intención social característica de Guillén está presente también en estos versos, en los que el coloquio adquiere más importancia que la métrica y la rima, combinando en la construcción del poema versos irregulares en su medida, pero armónicos entre sí, con una rima más espaciada a lo largo de los versos, apartándose conscientemente de la musicalidad y el ritmo de los metros populares que le caracterizan propiciando una mayor libertad expresiva y mayor efectividad en las descripciones. No en vano Guillén apuntaba que “la canción tiene muchas alas; con todas puede volar”.
Arnal Ballester, Premio Nacional de Ilustración 2008, que nos redescubre siempre el placer de la mirada, mantiene la misma fuerza creadora y expresiva del poeta y realiza una incursión asombrosa en el territorio animal de Guillén para capturar en forma de símbolos y nuevas metáforas, el sarcasmo y otros bichos del lenguaje que maneja el gran poeta cubano.
Libro el de Guillén, para jóvenes y adultos, por el que no pasa el tiempo, que mantiene la frescura del lenguaje y la actualidad en su conjunto como si estuviese recién salido del horno, ahora enriquecido por la imaginería plástica de uno de nuestros mejores y más imaginativos ilustradores.

Pedro Villar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;