11 septiembre, 2008

Hasta siempre, Ana


Reproduzco un poema de Laura Devetach dedicado a Ana Pelegrín

Hasta siempre, Ana

Las flores de Santa Lucía te buscan
Ana
con esas caras de niñas azules
y capotitas antiguas.
Está tu abanico magenta en la pared blanca.
Veo tu mano haciéndolo pestañear.
Te gusta regalar pantallas pequeñas
desplegables.
Al abrirlas florecen,
son tus manos al aire.
Me abaniqué con ellas alguna noche de tal calor
que sólo podía sentir
mi soledad en el mundo
y tu aire.
Tu aire, Ana
que hoy me dice hasta siempre.

Laura Devetach

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;