02 noviembre, 2008

Entrevista a Mercedes Calvo, Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2008

Mercedes C. cuando tenía nueve años. Foto: Enrique Amorim

Esta niña que observamos en la fotografía, es la misma que refleja Mercedes Calvo en su poemario "Los espejos de Anaclara", la imagen de la infancia en el reflejo siempre misterioso, nítido y delicado de la auténtica poesía. Versos hondos y arrebatadores que llegarán a la sensibilidad de los niños y que tuve la suerte de leer y disfrutar recientemente como miembro del jurado y de otorgar el premio por unanimidad junto a Carlos Pellicer López y María Baranda. Libros como el de Mercedes dignifican la escritura porque antes de ser poesía para niños es poesía.

En la web del Fondo de Cultura Económica he podido leer una entrevista realizada por Abraham Díaz a Mercedes Calvo para la agencia Nocicias 22 que por su interés humano y profundamente poético reproduzco en su totalidad. Las palabras de Mercedes son rotundas, esclarecedoras, para tenerlas a mano, para recordarlas siempre. Quien quiera saber de la poesía, de la poesía para niños y adultos, que se empape bien de la lectura de esta entrevista que lleva por título:

Esa puertita que comunica con la infancia

Una ventana a la inocencia arrancada por el tiempo, Edén de mil colores y fantásticos sonidos: así es la poesía según Mercedes Calvo (Salto, Uruguay, 1949), quien fuera guía de esos corazones limpios y también ávidos de conocer el mundo, y que ya alejada de las aulas se hizo acreedora al Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2008.Con más de tres décadas de ser maestra, tutora, amiga y cómplice de los niños, Mercedes Calvo, bajo el seudónimo Anaclara y con el libro Los espejos de Anaclara, ganó este prestigiado certamen literario convocado por el Fondo de Cultura Económica y la Fundación para las Letras Mexicanas.

Está escrito desde mis recuerdos y vivencias de niña, es la mirada en el espejo buscando lo que está dentro de nosotros, es decir, lo que va más allá de las apariencias, más allá de lo que vemos, y aunque parezca un tema que no es adecuado para niños, que sea demasiado profundo, yo creo que no, yo me recuerdo así, tratando de descubrir, de descubrirme yo misma en el espejo, recordó Mercedes Calvo en entrevista exclusiva para N22.

Con la relación que llevó con los niños durante su labor como maestra (jubilada desde 2006), la escritora se da cuenta que no era una niña especial, diferente, distinta, sino que en realidad era y es como todos los niños, más profundos que los adultos, a veces olvidamos cómo éramos cuando niños.Los espejos de Anaclara, según la entrevistada, quien radica en Montevideo, Uruguay, está escrito a partir de la apariencia, la realidad, la fantasía, y por supuesto: la poesía.Ante el avance de la realidad virtual que también ha influido el desarrollo de los chiquitines, Calvo destacó que los niños sí se interesan en la poesía y en la lectura en general, el problema somos los padres.Lo que pasa es que muchas veces, los que no nos interesamos somos los adultos, pretendemos que los niños hagan cosas que nosotros no hacemos, ¿cuántas veces los niños nos ven leyendo?, les decimos que es muy importante leer pero nos pasamos muchas horas frente a la televisión, sentenció en entrevista telefónica desde Montevideo.Ganadora de entre más de 270 obras, la obra de la maestra-poetisa hace eco en algo que desde muy chica ella vivió, pues se empapó de los grandes clásicos, desde Góngora, Darío y García Lorca hasta Neruda, aunque también la música ha sido alimento para su alma.Me he nutrido de mucha música, la música popular sobre todo: Violeta Parra, Teresa Parodia, Amparo Ochoa, los tangos rioplatenses, los fados portugueses, la música uruguaya, todo eso es poesía y es influencia en uno, pero sobre todo, los niños, ellos son una gran influencia, dijo.Según la poeta, si existe un ambiente donde el libro es una cosa cotidiana, importante, los niños puede llegar a él y entonces se maravillan, y no lo sustituyen ni la televisión, ni los videojuegos, pues el contacto con los libros es algo insustituible para ellos.Mientras que para algunos escribir literatura infantil es un reto, para Mercedes Calvo escribir poesía dirigida a los niños no es ni difícil ni fácil, simplemente es mantener vivo el niño que somos y dejarlo hablar, pues la poesía no es una técnica, es tan sencilla como recordar o dejar abierta esa puertita que comunica con la infancia e irse por ahí para comenzar a hablar.Sin considerarse una gran escritora, la docente jubilada dijo que la poesía resulta imprescindible, leerla, claro, pero sin duda también escribirla. Muchas veces, nosotros nos sentimos un poco cohibidos ante el hecho de cómo vamos a escribir poesía sino somos escritores, pero yo creo que hay que escribir poesía, no importa si lo hacemos bien o mal, o si quizás no publicamos un libro, pero escribirla para uno mismo es una cosa que realmente nos conecta con el otro, nos conecta con el otro y con nosotros mismos, y eso es una cosa importantísima, explicó la ganadora del premio al que concursó con una obra marcada en el certamen con el número 264.Consciente de que hay que dejar salir las emociones cuando se lee y escribe poesía, Mercedes Calvo apunta que, más que seres pensantes, lo que la lírica forma son personas sensibles; ella desencadena la sensibilidad a flor de piel. Con su libro, la escritora hace un homenaje a todos los niños que, bajo su cuidado e instrucción, se regocijaron de las dulces y alegres imágenes de la poesía: Anaclara somos todos, soy yo, eres tú, somos lo que mantenemos todavía la capacidad de asombro. Es simplemente el nombre de una niña a la cual quiero, y un nombre sonoro, musical; me importa mucho esa parte, la sonoridad en la poesía.Para concluir, Mercedes Calvo afirma que la mirada de Anaclara es la mirada infantil que ojalá y no perdamos nunca.

Los espejos de Anaclara será publicado por el Fondo de Cultura Económica, como parte del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2008, el cual consiste en 200 mil pesos que le serán entregados a la ganadora próximamente en el Distrito Federal.

Fuente: Agencia Noticias 22 / México

Miércoles, 29 de octubre de 2008

---------------------------------
Os dejo un enlace muy interesante de María García Esperón relacionado con la entrevista: Anaclara somos todos

1 comentarios:

©hannibal dijo...

Pues la verdad excelente.. trabajo no fácil ciertamente.. que bien que le enseñen a los niños este disfrute por el arte y la literatura.

Mi mayor respeto hacia ustedes.

Saludos
Hannibal

Publicar un comentario

 
;