16 diciembre, 2008

Colaboración en "La Cometa"

La Cometa, boletín de la Society of Children's Book Writers and Illustrators recoge noticias sobre el mundo de los libros para niños y jóvenes en español, incluyendo conferencias, congresos, ferias de libros, convocatorias, etc. Para esta entrega, la cuarta, Judy Goldman, una de sus editoras me pidió una colaboración breve sobre mis impresiones sobre mi viaje a México D.F. el pasado mes de octubre. Acepté muy a gusto el reto de plasmar en formato reducido mis vivencias y sensaciones:

Crónica emocionada de Ciudad de México
Pedro Villar, maestro y escritor

Fui invitado por la Fundación para las Letras Mexicanas a formar parte del jurado del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños. Una experiencia única, impagable, que me permitió conocer una ciudad vital, desmedida en sus límites, que se derrama y reinventa cada día, que mantiene su identidad y vuelve a nacer de los desencantos y las injusticias, donde la poesía se reconoce en sus calles y en sus sueños. La huella de los siglos, el arte y la literatura están presentes en toda la ciudad, plaza del Zócalo, la Catedral, los murales de Diego Rivera, Bellas Artes o las librerías de la calle Donceles, espacios que recorrí con personas que me abrieron generosamente su corazón. Me resulta difícil hablar de tantas experiencias, contactos, afectos, libros, imágenes o impresiones en un viaje tan intenso como inolvidable. Lo mejor sus gentes y su amistad, desde Eduardo Langagne y todo el personal de la Fundación, los escritores Carlos Pellicer y María Baranda, Miriam Martínez, Eliana Pasarán y Carlos Tejada del Fondo de Cultura Económica, Sonia Zenteno de Ediciones El Naranjo, Juan Carlos Iracheta, Blanca Villanueva… El momento más emotivo, el recital para escolares que ofrecí en la Biblioteca Pública Amalia González. Recordaré las preguntas sensibles e inteligentes de los niños, la presencia de Emilio Salas (Subdirector de Bibliotecas Públicas del Distrito Federal), de las escritoras María Eugenia Mendoza, Judy Goldman y Becky Rubinstein, de los talleristas y personal de la biblioteca. A todos mis más emocionadas gracias por hacer de este viaje una gratísima experiencia que no olvidaré.
Nota:

Enlace al blog donde se encuentra una versión extensa de la crónica.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;