27 abril, 2009

Palabras para una esperanza




Hay ocasiones en las que uno se queda sin palabras. Lo que sucede en México me dejó mudo, sin saber qué decir. La noticia me llegaba de manos de Ana Laura de ediciones El Naranjo, se suspendían todos los actos públicos por las razones que todos conocéis. Más tarde María García Esperón me informaba de la situación sanitaria, del cierre de los colegios y de la incertidumbre inicial que se vivía. Son muchos los recuerdos que guardo de esa querida ciudad y de sus gentes entrañables, por eso hoy más que nunca quería ofrecer mi palabra de esperanza y de ánimo para todos vosotros: familiares, amigos, conocidos o desconocidos hermanos de un país que se reinventa cada día, que mantiene sus sueños y sus tradiciones y vuelve a renacer de los desencantos, las desgracias o las injusticias.

1 comentarios:

ASUNCION dijo...

No conozco de Méjico, más que Cancún, inevitable destino turístico de mi "Luna de miel". Pero oyéndote a tí hablar de ella, y pensando en tantos otros escritores y artistas de aquel país, también yo(si me lo permites) me uno a tus palabras de ANIMO, CARIÑO y ESPERANZA ante la situación de angustia que ahora mismo las gentes mejicanas viven.
Desde aquí mi CALIDO ABRAZO DE PAPEL pra todos ellos. Hoy, solo para ellos.

Publicar un comentario en la entrada

 
;