06 diciembre, 2009

Entrega del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2009

Marco Aurelio Chavezmaya, ganador de la edición 2009.
Imágenes de CONACULTA



El pasado jueves 3 de diciembre, el poeta mexicano Marco Aurelio Chavezmaya recibió de manos del licenciado Miguel Limón Rojas, Presidente de la Fundación para las Letras Mexicanas, el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2009 en el histórico recinto del Castillo de Chapultepec, por su libro El niño en su casa del árbol de la vida, el poeta nacido en Metepec, en el estado de México, se hizo acreedor al premio.

En su obra narra la historia de un niño que contempla el mundo desde su árbol. A decir de Don Miguel Limón, la poesía de Chavezmaya transcurre con gran claridad. El poeta, por su parte, compartió recuerdos entrañables de su niñez y reveló las fuentes de su vocación literaria:

'En mi casa de Metepec, donde viví hasta entrada mi juventud, no había más que dos libros. Sin embargo, la tradición oral y las letras siempre estuvieron presentes a través de la escritura Palmer que me enseñó mi madre desde niño'.


El niño en su casa del árbol de la vida viene a enriquecer aún más la poesía para niños que actualmente se hace en Hispanoamérica. Felicidades a Marco Aurelio Chavezmaya y comienza la cuenta regresiva para disfrutar de un espléndido libro más en esta colección que celebra como pocas a la niñez y a la poesía.

Con información de El Universal
El niño en su casa del Árbol de la vida

Mi oficio es ser niño preguntón.
Y pregunto al barro, al silencio,
al aire del huerto y a la luz del fuego.
Un universo en el puño de mi abuelo.
¿Forjan sus manos canciones de barro y agua
o encienden una memoria que levanta el vuelo?
Cuando sea cumpleaños de la Tierra,
¿qué le regalaré en su día?
Una paleta de limón,
fría, fría
y gigantesca,
G I G A N T E S C A,
Porque dice la maestra
que la Tierra se está calentando
y tiene en sus polos mucho calor.
La imaginación
es una abeja
encerrada
en el panal
de mi cabeza.
Dice mi abuelo
que todos despertamos
con labios de piloncillo.
Pero que eso,
y sólo eso,
nada más lo saben
las niñas y los niños
que se dan un beso.
La ciudad también florece
y se llena de frutos verdes:
niños lavadores, danzantes aztecas,
niños dragones, mimos de semáforo.
Los frutos verdes y amargos
cuelgan solos en la calle.
¿Buscan su árbol perdido?
Marco Aurelio Chavezmaya
Narrador, cronista, poeta, promotor cultural, Aurelio Chavezmaya (Metepec, Estado de México, 1960) fue reconocido con el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2009 por el libro El niño en su casa del Árbol de la vida, que será editado por el Fondo de Cultura Económica. Chavezmaya es autor de los libros de narrativa Los amorosos, Aquí habita la felicidad, El león duerme esta noche y Memorias sensuales de Erot Méliés, entre otros, así como del poemario Letras sencillas de amor y desamor, Premio Nacional de Poesía “Gilberto Owen”, 2005.

Fuente: Prensafondo y Laberinto de Milenio Diario / Poesía / México

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;