18 diciembre, 2009

Los libros viajeros de María Wernicke



Hoy he recibido desde Buenos Aires (Argentina) unos preciosos regalos de un hada de la ilustración, de una maga de la sensibilidad y la poesía, María Wernicke. De sus ilustraciones, qué deciros, son pura poesía visual. Haiku (de Calibroscopio) posee una atmósfera que enamora, un aura especial, un abrazo envolvente que lo llena todo, como un perfume, como una esencia... En El cazador de incendios (Edelvives, Argentina, también distribuído en España) las ilustraciones redimensionan la historia y aportan un aire luminoso y liviano capaz de captar el movimiento de los personajes y aportar elementos nuevos que se funden con la narración. Dos formas de contar en una sola historia, dos hermosos textos de Iris Rivera ilustrados por María Wernicke que de nuevo nos ofrece su talento, su entrega y su sensibilidad. Gracias María.

1 comentarios:

María W. dijo...

¡Un millón de gracias, Pedro, por todas y cada una de tus palabras!Un beso enormeeeeeeeee.

Publicar un comentario en la entrada

 
;