04 diciembre, 2009

Presentación de "Rutinero" en Buenos Aires


Ilustrar poesía es uno de los grandes retos a los que se puede enfrentar un ilustrador, porque ha de moverse en el territorio resbaladizo y difícil de la metáfora de la metáfora. Posiblemente Rutinero de Níger Madrigal, sea uno de los libros de poesía que mejor han sido ilustrados nunca. Tengo el libro cuando apareció en España y he disfrutado de sus versos, pero las ilustraciones son pura poesía visual. María Wernicke transmite emoción y una fuerza arrebatadora que da unidad al libro, ofreciéndonos además un canto lírico que podría funcionar perfectamente sin texto alguno. Enhorabuena María, que tengas una feliz presentación.

2 comentarios:

María W. dijo...

Querido Pedro:
¡Me dejaste emocionada y muda!
Un gran, gran abrazo.

mercedes dijo...

Pues Pedro fue bastante discreto; se podrían agregar muchos elogios más. Los afiches para la convocatoria al Premio Hispanoamericano 2010 recogen esa maravilla de ilustración de Rutinero. Y qué bien lucen!

Publicar un comentario en la entrada

 
;