16 octubre, 2008

Recital en la Biblioteca Amalia González Caballero






Hoy se ha celebrado el recital de la mano de la Fundación para las Letras Mexicanas, en la Biblioteca Pública "Amalia González Caballero" (en Parque México) hacía mucho tiempo que no me sentía tan halagado y colmado de atenciones. Nos honró con su presencia y participación D. Emilio Salas , Subdirector de Bibliotecas Públicas de la Secretaría de Educación Pública en el Distrito Federal, la profesora Blanca Villanueva, Coordinadora de Proyectos de Servicios Bibliotecarios y el personal de la biblioteca que la ambientaron con carteles y editaron los programas de mano, alumnos de varios colegios del distrito y además de talleristas que trabajan en las bibliotecas del DF en animación a la lectura. También acudieron las escritoras María Eugenia Mendoza, Judy Golman y Becky Rubinstein. Fue una gratísima experiencia que no olvidaré. A todos mis más emocionadas gracias.

6 comentarios:

Sara López dijo...

Siempre he tenido la ilusión de asistir a un evento de este tipo. A ver si, dentro de unos años, nos encontramos en uno de estos...jejeje!

Eso sí, si tienes vídeos o fotos, podrías ponerlas, y así sentimos de alguna manera, que hemos estado también ahí. (Si no las tienes, te echaré una buena bronca...xD)

Saludos!

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Mis más sinceras felicitaciones, Pedro.

María García Esperón dijo...

Mientras Pedro pone fotos o videos :) me permito copiar lo que me escribió María Eugenia Mendoza Arrubarrena, que además de estupenda escritora de literatura infantil y juvenil es una gran amiga y que ¡¡¡¡tuvo la fortuna de estar en el recital!!!!
Ahí va:

"Gracias por ser mi amiga y mantenerme tan informada de felices acontecimientos como la presencia de Pedro Villar en México, a quien tuve el placer de escuchar, con quien pude imaginar las peripecias de Noé para acomodar a tanto animal en un arca, de quien se puede aprender tanto y a quien saludé y obsequié mis libros. Verlo, tan dinámico, imaginativo y paciente es una inspiración. Lo único que lamenté fue no considerar la posibilidad de tomar un café o una copa de vino con él, pero imaginé que una semana en México implicaba una agenda apretadísima y no me atreví ni a proponérselo frente a la gente que lo asediaba y apapachaba..."

¿¿¿¿Qué taaaaal? Ah, apapachar en México significa tratar con mimo extraordinario. Y así se la pasó Pedro: apapachado.

gabriel dijo...

Aunque no pudimos estar recibe un abrazo colgado entre tanta sonrisa por los que si pudieron estar.

Muchos días!

gabriel pacheco dijo...

Aunque no pudimos estar recibe un abrazo colgado entre tanta sonrisa por los que si pudieron estar.

Muchos días!

PEDRO VILLAR SÁNCHEZ dijo...

Sara, Gonzalo, María y Gabriel, muchísimas gracias por vuestros comentarios.

Publicar un comentario

 
;